La vacunaci√≥n contra el COVID-19 ayuda a proteger a las personas de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Algunas personas tienen efectos secundarios despu√©s de vacunarse, los cuales son signos normales de que su organismo est√° generando protecci√≥n. Estos efectos secundarios podr√≠an afectar su capacidad para realizar las actividades diarias, pero deber√≠an desaparecer en unos d√≠as. Algunas personas no tienen¬†ning√ļn efecto secundario¬†y las reacciones al√©rgicas son poco frecuentes.

Las reacciones adversas que podr√≠an causar problemas de salud a largo plazo son muy poco frecuentes despu√©s de cualquier vacuna, incluida la vacuna contra el COVID-19. Si ocurren¬†reacciones adversas,¬†suelen presentarse dentro de las seis semanas de haber recibido una dosis de la vacuna. Por este motivo, durante los ensayos cl√≠nicos, la Administraci√≥n de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA) recopil√≥ datos sobre cada una de las vacunas autorizadas contra el COVID-19 durante dos meses como m√≠nimo (ocho semanas) luego de la dosis final. Los CDC, la FDA y otras agencias federales contin√ļan¬†monitoreando la seguridad de las vacunas contra el COVID-19¬†incluso ahora que las vacunas ya est√°n en uso.

Para seguir leyendo clic AQUI